Psicología: El poder del “como si”

                                     EL PODER DEL “COMO SI”

Francisco Polo

#Francisco Polo – Psicólogo

Uno de los “poderes” que tenemos las personas es crear cosas en nuestra cabeza y trasladarlas al mundo real. En muchas ocasiones estas creaciones suelen ser negativas provocando enfermedades de todo tipo.

El psicólogo Paul Watzlawick quiso darle la vuelta a este aspecto y pensó que ese mismo poder que tenía las personas para generarse males, bien utilizado podría serles de gran ayuda. Así que basándose en el libro “la filosofía del como si” de Hans Vaihinger afirmó que los seres humanos no tienen la capacidad de saber realmente la realidad subyacente del mundo, y ante esa incapacidad lo que hacemos es construir sistemas de pensamiento para así poderlos asimilar y que estos encajen con la realidad: nos comportamos “como si” el mundo encajara en nuestros modelos.

Este tema llevado a la práctica y a modo de ejemplo, podríamos tener el caso de una persona que se encontrase varios días en casa, su estado anímico es de tristeza, no tiene ganas de hacer nada y lo único que quiere es estar aislado del mundo. Esta persona está en un punto de bloqueo en el que difícilmente ve una salida. La tristeza se ha apoderado de él. Si por un momento, esa misma persona se comunicase con nosotros y nos dijese que es lo que le pasa, posiblemente nos haría percibir su mundo como en un gran agujero en el que no ve salida. Entendiendo un poco más sobre su estado, podríamos ver que posiblemente tiene una preocupación que le ha llevado a dicho estado. En realidad tiene una percepción de una situación que lo ha llevado hasta ese estado, pero además las soluciones que tiene disponibles o le han podido ofrecer otras personas no le han sido lo suficientemente buenas como para salir de dicho estado.

Cuando la persona percibe que actuando de diferente manera a como ha actuado hasta este momento, la situación puede cambiar. Lo primero que suelen preguntar es: ¿cómo lo hago? A lo que la respuesta es directa: Haz como si. La persona toma conciencia de nuevas alternativas y diferente maneras de actuación que hasta ese momento estaba realizando. El actuar como si ya no estuvieses en ese estado y que puede realizar todas las cosas que le llenaban en esta vida, hace que la percepción cambie y se empiece a centrar en lo que realmente le gusta y apasiona.

Este mismo ejemplo lo podemos trasladar a un sinfín de momentos de nuestra vida y trasladarlo a las personas cercanas que tenemos. Ya que al final lo que las personas perciben, en la gran mayoría de las veces, es lo que se muestra.

Hacer la prueba, pensad cuando os levantéis que el día va a ir muy bien y la actitud nuestra va a ser la adecuada para conseguir dicho objetivo. Ya veréis los resultados.

Deja un comentario