Aurora Ruá, escritora de L´Eliana, sus libros están traspasando las fronteras de nuestro país

Aurora Ruá

“Me hace mucha ilusión que mis libros se puedan leer en China o en Australia”

Aurora Ruá

#Maribel Monzó

Aurora Ruá Aguilar, valenciana y elianera de pura cepa. Licenciada en Derecho, durante muchos años compaginó el ejercicio de la abogacía con su gran pasión; la escritura. En 2009 pública su primer libro “Los  coleccionistas de vidrios”, a este se le han unido una larga lista de publicaciones. El Utopífono, 2013; El Señor del Castillo, 2015, Estación Central, 2015; Un cuento y veinti3 sonrisas, 2015; Álvaro Saltarín, 2016; King of the Castle, 2016; La librería perdida, 2017. Sus libros van enfocados al mundo infantil/juvenil. En 2013 aparca su profesión de jurista y decide abrir su propia librería en València. Se trata de “Alas” un espacio literario  y creativo, especializado en el libro ilustrado.

Cuelgas la toga para dedicarte a lo que era un hobby, ¿qué te llevo a tomar esa decisión?

No fue una decisión drástica, de hecho nunca he abandonado del todo el tema jurídico. Son ocupaciones complementarias y que espero seguir compatibilizando, básicamente por razones alimenticias: la literatura es una actividad muy gratificante, pero poco lucrativa.

Fruto de esta decisión abriste una librería, ¿sientes que ese es tu sitio?

Abrí la librería en 2013, al regresar a València después de haber estado viviendo un tiempo fuera. Es un espacio en el que me siento muy a gusto, especializado en libro ilustrado, tanto para niños como para adultos, y en el que he intentado crear un ambiente algo “mágico” (todo el mundo está invitado a visitarla, en la Calle Guadalaviar 9 de Valencia).

En cuanto a si “es mi sitio”,  no necesariamente: Mi sitio es cualquiera en el que esté bien acompañada, rodeada por personas a las que quiero.

¿Cuándo te llegó  la vocación por escribir y a qué edad empezaste?

He escrito siempre. Si bien es verdad que aparqué la escritura durante unos años, la retomé en cuanto tuve ocasión y mis hijos dejaron de requerir todo mi tiempo.

¿Hay un qué o quién que  te inspira en tus libros?

Sí, claro, cada uno surge de una idea. Y cada idea, de una persona, de una anécdota…

¿Tus libros van dedicados más al mundo infantil y juvenil, o también te lee gente más adulta?

Tengo varios cuentos destinados a público infantil (“El señor del castillo”, “Álvaro Saltarín”, “Estación Central”…) y algunos otros que, aunque las editoriales  recomiendan a un sector determinado de edad, por cuestiones de política de ventas, creo que pueden gustar tanto a niños como a adultos. Es el caso, por ejemplo, de “Los coleccionistas de vidrio”, de “Dibujos en el muro” o de “Un cuento y 23 sonrisas”.

 

En esta línea, ¿te planteas escribir enfocándote más en los adultos?

Escribir para adultos requiere más tiempo, por un tema de extensión y complejidad. Son necesarias muchas horas y hoy por hoy, lamentablemente, no dispongo de ellas. Pero sí, claro que me gustaría. Tengo varias novelas iniciadas para adultos, que me gustaría poder desarrollar en el futuro.

Tus libros son historias que contienen mensajes, pretendes hacer pensar y remover conciencias

No, en absoluto. Son historias para pasar un rato, sin ninguna pretensión. Si contienen algún mensaje o “remueven” algo a alguien, genial. Pero desde luego no se ha puesto ahí de manera consciente ni con ninguna intención. No es algo en lo que piense cuando estoy escribiendo, me limito a que la historia fluya y a disfrutar con el proceso. No busco ningún resultado en particular.

¿Porque estudiaste derecho si tu afición estaba muy clara?

Tengo muchas aficiones y muy distintas. El que escriba no significa que no me gusten el Derecho, viajar o jugar al tenis, entre muchísimas otras cosas. No me gustan las etiquetas. Creo que todos tenemos múltiples facetas, perfectamente complementarias y que hay un tiempo para cada una de ellas.

¿Qué proyectos tienes entre manos, hay nuevo libro a la vista? Si es así cuéntanos un poco sobre ello

Tengo varios textos para cuentos repartidos entre distintos ilustradores, que espero vayan tomando forma y saliendo en los próximos meses o años. Es un proceso lento: hay que empezar por encontrar una editorial que apueste por tu proyecto y no es sencillo.

Y se están empezando a vender los derechos de algunos de los títulos publicados al extranjero. Significa que son libros “vivos”, que siguen haciendo camino, y me hace ilusión que puedan leerlos en China o en Australia.

Como te ves en los próximos años

Trabajando, como ahora. Y si pudiera disponer de algo más de tiempo libre, sería estupendo.

Web del autor: http://maldecap.blogspot.com.es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.