Entrevista Dynamics; grupo musical referente en la comarca Camp del Túria

Alberto Gómez; componente del grupo musical Dynamics

“Más que voz ofrecemos diversión”

De izquierda a derecha, Alberto, Marisol y José Miguel

#Maribel Monzó

El efecto Dynamics es como un tsunami,  cuando llega no hay quien lo pare, la diversión está garantizada.

Grupo musical de referencia en la comarca Camp de Túria, formada por Alberto Gómez y Marisol Faulí, de La Pobla de Vallbona y José Miguel Gasent, de Benaguasil.

Llevan siete años de andadura y su carrera está en continuo ascenso. Sus inicios lo formaron los dos hombres y posteriormente se les unió la voz femenina.

La marca que les diferencia es sin duda la capacidad que demuestran  de interactuación  con su público. Consiguen que canten y bailen desde el minuto uno hasta el final.

Llegan a cualquier público, tanto por gustos como por edades. Música remember desde los años 60 hasta los 90,  con gran variedad de estilos, para aquellos  nostálgicos que ya tienen una edad. Y como no puede faltar, se atreven con los temas de más actualidad que suenan  en los locales de moda.

Alberto, uno de sus componentes, nos habla de  cómo fueron  sus comienzos y de cómo es el grupo en la actualidad.

¿Cómo surge la creación de Dynamics?

José Miguel y yo nos conocimos en una gala benéfica que él organizaba para  la Asociación Contra el Cáncer, en Benaguasil. Hizo un pequeño casting al cual yo me presenté. Congeniamos bastante y a raíz de ahí empezamos a quedar para cantar. Vimos que entre los dos  había calidad y que podíamos formar un dúo. Comenzamos  ofreciéndonos en fallas y demás eventos. Por lo visto gustamos y ya todo fue rodado,  hasta hoy, que llevamos siete años.

 

¿Antes de formar el grupo ya cantabais?

Hasta el día que nos conocimos yo nunca había cantado en público  y José Miguel tampoco. A ambos nos gusta cantar y nos dimos cuenta de que no lo hacíamos nada mal. En fin que podíamos cantar sin hacer el ridículo (risas). Cuando te ves cantando  al lado de artistas consagrados en un directo y  no desentonas, te das cuenta de que tú también puedes hacerlo.  Desde luego que antes ya era consciente de que tenía buena voz,  porque además,  siempre me lo habían dicho.

¿Tenéis formación en solfeo y canto?

Yo si he estudiado solfeo, pero clases de canto nunca he recibido. Toco la guitarra y un poco el teclado. José Miguel en cambio no ha dado solfeo y no toca ningún instrumento. Se puede decir que somos autodidactas.

 

Se ha unido a vosotros un componente femenino,  ¿por qué decidisteis incorporarlo?

Porque evidentemente si quieres tener un amplio reportorio necesitas la voz de una mujer. Muchas canciones cantadas por mujeres no son lo mismo  si las canta un hombre. Hace unos cinco años decidimos añadir al dúo una voz femenina. Primero estuvo con nosotros Andrea, que tiene muy buena voz. Cuando ella nos  dejó,  porque le ofrecieron estar en una orquesta de renombre,  se unió a nosotros Marisol.  Esta mujer  tiene una voz espectacular, de hecho mucho  más que nosotros. Marisol  ya venía de cantar en una orquesta. Le hicimos una propuesta; le dijimos que no  le podíamos garantizar que iba a ganar el mismo dinero que ganaba con la orquesta, pero que se lo iba a pasar muy bien con nosotros,  eso lo tenía  garantizado (risas). Nuestra premisa es pasarlo bien, porque pensamos que si el público ve que nosotros  estamos divirtiéndonos,  ellos también lo hacen,  es un efecto  contagio. Ante tal tentación,  se vino con nosotros con los ojos cerrados. Lleva ya  dos años en el grupo y creo está encantada. De hecho el último año no hemos parado de trabajar, casi todas las semanas tenemos alguna que otra actuación.

 

¿Qué tipo de música interpretáis?

Nosotros vamos con pistas y yo con la guitarra marco la diferencia. Tocamos  todo tipo de música, hacemos  una sesión de tres horas. La primera parte hacemos más  guateque, para la gente más mayor,  la segunda sesión ponemos mas pachanga, y la última sesión de música disco, dedicada a la  gente más joven. Así abarcamos  todos los gustos. Lo que nos diferencia es que interactuamos con el público. Bajamos  a cantar con ellos o subimos a la gente al escenario. Nos preparamos un  repertorio que cada año vamos renovando. Pero depende de cada sitio en el que estamos, improvisamos algún cambio, teniendo en cuenta el tipo de público que tenemos ese día.

 

“De cada actuación nos salen dos o tres más”

 

 ¿En qué tipo de evento soléis actuar y cambia si es verano o invierno?

Actuamos todo el año, no solo en verano. Nuestro cliente principal son las fallas y ellos hacen fiesta todo el año. También en clavarias y demás festejos. Siempre poblaciones cerca de València y sobre todo aquí en la comarca Camp de Túria. En San Antonio de Benageber somos el grupo de cabecera, el Ayuntamiento de esta población  cuenta siempre con nosotros. En La Pobla de Vallbona y en Benaguasil,  también hacemos bastantes cosas. No tenemos ningún representante, básicamente nos contratan por el boca oreja. Nos suelen recomendar,  de cada actuación que hacemos, nos salen dos o tres más. Imagínate si hiciéramos una labor comercial, no pararíamos.

“Esto es un hobby que nos da dinero”

¿Os habéis planteado apostar por esto y dejar vuestros trabajos?

No lo hemos planteado, seguimos con nuestros trabajos entresemana y los fines de semana las actuaciones. Porque la verdad es que  lo vivimos como un hobby y disfrutamos mucho con esto.  En conclusión,  es un hobby que nos da dinero. ¡Es un chollo!.

 

¿Os requiere mucho esfuerzo compaginarlo con el trabajo y la familia?

Ensayamos un día a la semana, y los fines de semana cuando actuamos nos llevamos a toda la familia. Como somos todos amigos, pues vamos todos en equipo. Lo pasamos genial, la familia está encantada.

¿Algún nuevo proyecto a la vista?

Pues tenemos en mente formar una orquesta del tipo Montecarlo. Pero eso requiere otro tipo de cliente que no es el que tenemos actualmente. Quien nos contrata son mayoritariamente fallas y el precio de una orquesta se les va del presupuesto. Esto supondría tener que cambiar el perfil del cliente y ahora es un inconveniente, lo estamos valorando  todo. Pero si nos gustaría  tener nuestra orquesta con músicos  propios.  Y luego hay otro proyecto en nuestras cabezas que nos apetece mucho, se trata de  montar un musical de los  años 80, y de hecho, ya hemos realizado algunas gestiones para ello. Estamos analizando el tema, pero claro requiere de mucho tiempo y de mucho dinero ahora mismo no lo tenemos. Así que tendrá que esperar, pero la ilusión no nos falta. Tenemos muchos amigos y conocidos en este mundo, que siendo más mayores que nosotros,  siguen trabajando y disfrutando mucho. Asi que nos queda tiempo para nuevos proyectos, podemos pensar en el futuro todavía.

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.