Psicología

A lo largo de los años una de las características de la psicología y las terapias era que se centraban en saber cuál era el nacimiento del problema que tenía la persona. Centrarse es su inicio para poder, por así decirlo, tener un inicio del camino para así saber la trayectoria de éste. En la actualidad, esa manera es estupenda para saber el inicio, de donde viene, pero no es muy efectiva para darle solución al problema en el día de hoy.
Este nuevo tipo de terapia centrada en soluciones tiene como característica propia el haber desarrollado una serie de protocolos específicos para tratar diversos trastornos que padecen las personas, tanto en el aspecto conductual como en el psicológico. Esta manera de trabajar ha dado sus frutos demostrando ser un importantísimo instrumento aplicable a la solución de numerosos problemas humanos.
Una de las ventajas que tiene este tipo de terapia es que suelen ser breves (aproximadamente unas doce sesiones), con unos resultados satisfactorios que van desde 82 % al 95% de resultados positivos.
La metodología de trabajo se basa en una serie de tácticas flexibles que se adaptan a los diferentes tipos de personas y a los diversos problemas que están padecen. La idea en la que se fundamenta es en que las personas construyen su comportamiento basándose en sus percepciones, basadas a su vez en la experiencia vivida o imaginada. Con lo que solamente se podrá entender su problema desde la base creada en su cabeza en la actualidad.
El cambio tendría como objetivo que la persona cambiase esa percepción por otra más favorable para ella. Este proceso permite que la persona cambie su manera de ver las cosas adaptándola de manera mucho más favorable a sus intereses para lograr llevar una mejor vida. Centrarse en soluciones nuevas y construidas a medida para la persona, hace que sea un tipo de terapia muy personalizada y directa con el objetivo de dar una solución concreta y específica para la persona.

Francisco Polo
Psicólogo-terapeuta-coach personal

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.