Lola Martínez avanza con paso firme en su carrera musical

Lola Martínez

“Un día me di cuenta que mi vida sin la música no tenía sentido”

Lola Martínez

#Maribel Monzó

Esta dinámica mujer lleva la música en las venas desde bien pequeña. Con once añitos comenzó en el conservatorio, primero fue la guitarra que le regaló  su familia, pero el fulminante  flechazo con el piano,  dio paso a una bella historia de amor que persiste hasta nuestros días.

Reside en L´Eliana pero nació en Ribarroja de Turia, donde transcurrió su niñez. Durante su infancia y juventud compaginó estudios oficiales y conservatorio. Pero a la hora de entrar en la Universidad optó por una carrera en Publicidad y Marketing, lo que le proporcionó un importante trabajo en una prestigiosa agencia de publicidad en la capital española.

Grabada a fuego  en su ADN  la pasión musical,  hizo que volviera a ella  y se  licenció en Pedagogía de Piano por el conservatorio Salvador Seguí de Castellón. Actualmente compagina las  actuaciones musicales con su  trabajo de docente, además de estar preparando su primer disco en solitario.

Fue pianista en Black&White Keys Dúo desde 2011 hasta enero de este mismo año, con el que realizó conciertos y grabó dos discos y un DVD del directo en el Palau de la Música en 2016. Destacar su labor de pianista acompañando a instrumentistas, cantantes solistas y varias agrupaciones de corales y jazz. Otra de sus grandes cualidades es su voz, aunque ella lo lleva con mucha humildad, es soprano y colabora en distintos coros como “Cor de Cambra de la Unió Musical” o “Veus del Turia”.

Lola nos habla de cómo ha sido su  trayectoria artística y nos hace partícipe de los  proyectos que tiene entre manos.

Tu vida ha girado en torno a la música desde siempre  y ahora es tu profesión. Cuéntanos cómo y cuándo das ese pasó.

Desde los 11 años siempre he compaginado el conservatorio con el colegio, después con el instituto y, finalmente, con la universidad. Era mí día a día y no era consciente de la importancia que la música tenía en mi vida… Hasta que me licencié en Publicidad y Relaciones Públicas y me fui a trabajar a Madrid con 23 años. Allí no tenía piano, así que me apunté a clases de jazz en la escuela de música del barrio para poder seguir estudiando. De repente, un día me di cuenta de que mi vida sin la música no tenía sentido. Suena muy peliculero, pero fue así: dejé mi trabajo allí y volví a casa para preparar las pruebas de acceso al conservatorio Superior y dedicarme a la música.

“Uno de mis sueños es hacer un recital de canto”

Tu pasión tengo entendido  es el piano,  pero también eres soprano ¿que tiene más peso?

¡Me encanta cantar! Y disfruto mucho aprendiendo, pero aún  me queda… De momento, tengo un poquito más de camino hecho en el piano, así que le dedico más tiempo al estudio del instrumento. Pero, como uno de mis sueños es hacer un recital de canto, no descarto que cualquier día de estos la balanza se incline hacia el otro lado.

 

Compaginas tu carrera artística con la docencia, cuéntanos que te aporta cada cosa

La carrera artística te ayuda a mantenerte en forma, a no dejar de estudiar. Te pone a prueba y, en mi caso, me lo tomo como un reto para mejorar. Por otro lado, la docencia me aporta algo que me gusta mucho: el contacto con las personas. Es genial poder compartir la música con alguien, tenga la edad que tenga. Y, la mayoría de las veces, aprendo más que enseño.

 

¿Cual es el perfil de tu alumno y donde das clases?

Doy clases en la Unión Musical de L’Eliana y tengo alumnos desde los 8 años (que es la edad mínima para la enseñanza reglada del instrumento) hasta… ¡No hay límite! Hace unos años tuve una alumna octogenaria maravillosa, con un espíritu más joven que mucha gente de veinte. Todos los perfiles tienen lo suyo: los niños suelen ser muy divertidos, te sorprenden con cada comentario…; los adolescentes están en ese momento de cambio en el que todo se magnifica, y es genial cuando te convierten en su confidente; y los adultos tienen poco tiempo pero muchísimo interés y eso, para mí, es lo que más valoro y admiro.

 

Antes de hacer carrera musical fuiste publicista en una gran agencia en Madrid, ¿porque la publicidad y no la música directamente?

Cuando tratas de llevar a la vez los estudios en el instituto y / o la universidad y el conservatorio, llega un punto en que se hace muy cuesta arriba. No hay más que ver cómo, conforme avanzan los cursos, la gente se va dejando la música porque es muy complicado. Hace falta mucha ayuda, como yo la tuve con mi madre que me recogía, me traía un bocata y me llevaba de un sitio a otro. Y, con tanto estrés, se nos olvida que la música es para disfrutarla. Yo llegué a saturarme del conservatorio. Me esforzaba mucho para sacar buenas notas en todo y, cuando terminé las Enseñanzas Profesionales, lo aparqué (aunque seguí estudiando por mi cuenta) para centrarme en mi carrera como publicista. Luego, una vez me puse a trabajar de ello, me di cuenta de que no me realizaba. Y ahí fue cuando se me abrieron los ojos: la música había estado siempre ahí y era lo que de verdad me llenaba. Solo tenía que encontrar la forma de disfrutarla y no agobiarme.

 

¿Qué proyectos tienes ahora mismo en marcha?

Este mes ha salido publicado mi primer disco en solitario con la discográfica Contraseña Records, con un equipo increíble a nivel profesional y humano. Hacía tiempo que no me metía en el estudio de grabación y no recordaba lo duro que es escucharte, no gustarte, repetir, volver a escucharte y seguir sin gustarte…, y así en bucle. Al final, te das cuenta de que perfecto no va a estar nunca y, simplemente, tratas de hacer música y llegar a tocarle la fibra a quien te escuche.

https://www.youtube.com/watch?v=sqivZNuSwU8&t=3s

También tengo otros proyectos en marcha, casi todo dúos con instrumentistas de todo tipo. De todos ellos, me gustaría destacar mi colaboración con el guitarrista flamenco Kike Naval que ha contado conmigo para interpretar sus nuevos temas. Me siento muy afortunada por poder trabajar con grandes artistas y mejores personas.

 

Cómo es tu día a día en la actualidad, compaginar actuaciones, colaboraciones, docencia y demás ¿Cómo te organizas?

Ahí está la clave: organización. De todas formas, cuando llevas un ritmo de trabajo muy fuerte se hace difícil y acaba pasándote factura a la salud… Ahora mismo me encuentro en una etapa mucho más madura y tranquila. Me he vuelto muy selectiva y prefiero abarcar menos proyectos, pero con más calidad. Por primera vez, estoy disfrutando de verdad de la música y tengo la enorme suerte de poder compartirla con personas muy bonitas. Si la felicidad no es eso, debe ser algo parecido, jeje.

 

¿Cómo te ves en un futuro a corto plazo?

Espero tener salud para seguir disfrutando de lo que hago y compartirlo con mi gente. No pido más, ¡que ya es bastante!

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.