Los piojos y su tratamiento

El piojo de la cabeza (Pediculus humanus capitis) es un insecto pequeño de unos 3mm, sin alas y de color marrón o gris. Vive siempre en la cabeza de las personas, de donde se alimenta chupando la sangre, unas seis veces al día y produciendo un intenso picor o prurito. El consecuente rascado que provoca puede ocasionar pequeñas heridas que son susceptibles de infectarse.
El contagio se produce principalmente por el contacto entre cabezas; el piojo aprovecha ese momento para pasar rápidamente de una cabeza a otra e infectar a un nuevo ser humano. También se puede producir por compartir peines, gorros o cualquier objeto que haya estado en contacto con el pelo infestado.
Los pediculosis es el nombre clínico con el que se conoce a la infestación por piojos. Se distribuye por todo el mundo y puede aparecer en cualquier época del año. Afecta tanto a los niños como a los adultos aunque se dan más casos en los niños debido a sus hábitos de juego en los cuales hay frecuentes contactos entre sus cabezas.
Las hembras del piojo ponen sus huevos en el pelo de la cabeza, utilizando un pegamento que producen y que es muy resistente. Al conjunto del huevo y pegamento es lo que se conoce como liendre. Las liendres son de color blanco nacarado muy parecidas a la caspa aunque se diferencia de esta en que no se desprenden con facilidad del pelo sino que hay que tirar fuertemente para extraerlas. Las zonas donde más se pueden localizar son en la nuca y detrás de las orejas.
A los siete días de ese huevo nace un piojo diminuto conocido como ninfa que tardara dos semanas en crecer y hacerse adulto.
Tratamiento
Para eliminar los piojos de la cabeza podemos usar una loción, champú, crema o spray antipiojos. Las lociones y las cremas ofrecen muy buenos resultados. Los champús son menos eficaces debido a que se diluyen mucho con el agua. Estos productos llevan en su composición: perimetrina, tetrametrina, fenotrina, malation, dimeticona…
Además de aplicar este producto, hay que pasar la lendrera (es un peine de púas finas y muy juntas) por toda la cabeza para arrastrar a los piojos muertos y soltar todas las liendres del pelo.
Es muy importante volver a repetir el tratamiento con el mismo producto a los 7-10 días para eliminar completamente cualquier piojo que hubiera resistido el primer tratamiento.
Tradicionalmente se ha utilizado el vinagre como antipiojos pero no es recomendable su uso porque no es muy eficaz.
Hay que revisar a todas las personas que hayan estado en contacto con el infestado (familiares, amigos) por si se hubieran contagiado.
La ropa y las sabanas que hayan estado en contacto con el infestado hay que lavarlas con agua caliente a más de 60 ºC
Antonio Toutoundji Gorris
Farmacéutico

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.