Psicología: ¿Recuperamos el amor?

   ¿RECUPERAMOS EL AMOR?

#Francisco Polo, psicólogo

Vivimos una época en la que el tiempo se nos va de las manos. Tenemos que hacer demasiadas cosas a la vez. Tenemos nuestro horario de trabajo, que con los años, nos ha ido cogiendo cada vez más partes del día. Aunque acabemos a la misma hora, nuestra cabeza no logra desconectar y sigue trabajando aunque ya no estemos allí. Después, atender a las necesidades de la familia, ya sean padres, hijos, hermanos. Y después de todo, nuestro anhelado tiempo de disfrute, si es que somos afortunados y lo tenemos. Nuestro tiempo en el gimnasio, saliendo a correr, haciendo una ruta en bici, pasar un tiempo con los amigos. Da igual en que empleemos ese tiempo, es el nuestro y hacemos lo que realmente nos apetece y queremos. Y después de todo ese tiempo, ¿dónde queda tiempo para el amor?

Bueno, si entendemos el amor con pasar un rato en la cama con nuestra pareja el sábado, pues bien, se podría pensar que esa parte de nuestra vida también estaría cubierta, pero realmente ¿qué es el amor?

Si buscamos su significado en internet y vemos que nos dice la wikipedia, obtenemos esta definición: “sentimiento relacionado con el afecto y el apego, y resultante y productor de una serie de actitudes, emociones y experiencias”. Aunque si somos sinceros, no creo que haya ninguna definición que se pudiese acercar a lo que realmente se siente cuando uno está enamorado. Cuando se encuentra el amor llamado verdadero y se intenta explicar al resto de nuestros allegados, vemos que no tenemos palabras para poder explicar y definir lo que sentimos por la otra persona. Podemos poner ejemplos, hacer bellas poesías y hasta bellos relatos, pero nos daremos cuenta que estamos describiendo solo una pequeña parte de lo realmente sentimos. Un sentimiento como este es difícil de definir.

Posiblemente con la persona que estemos en estos momentos, en su día, sentimos todo aquello que nos cuesta explicar y que a día de hoy hemos ido dejando a un lado. Posiblemente ese sentimiento aún este, pero queda ya muy olvidado y escondido. Y tener una vida sin amor o habiéndolo tenido en su día y hoy haberlo olvidado, ¿qué tipo de vida es la que se tiene?

A esta pregunta que cada uno se la conteste. Creo que nos puede hacer pensar en qué momento nos encontramos en la actualidad y nos puede hacer  reflexionar si queremos seguir viviendo así.

Si crees que así estas bien, pues nada, a continuar con ese tipo de vida. Si por el contrario añoras aquel principio y deseas recuperarlo, te propongo un sencillo ejercicio que espero que te sirva como comienzo de una nueva etapa que en su día viviste.

Elige un día, el que quieras, y dile a tu pareja que vais a tener una cita en un restaurante. La condición es que se tienen que poner para la ocasión acorde a la cita tan importante que van a tener (ropa, actitud). Los dos llegarán solos y allí se encontrarán. Durante la cita cada uno será un extraño para el otro y le contará todo lo que en la vida le enamora y lo que cree que puede enamorar a la otra persona de él. En definitiva es hacer una cita como en el programa de la tele First Date. A partir de ahí, el resto es cosa de cada uno…

Deja un comentario