Ricardo Arias: Una leyenda dentro del Valènvia C.F.

Ricardo Arias:

“Si me hubiera ido del València no podría ir con la cabeza alta como voy ahora”

Ricardo Arias en el partido de leyendas

#Maribel Monzó

Conocido como “Arias”, ha sido toda una institución en la historia del València C.F.  Jugó como defensa y se mantuvo durante dieciséis temporadas en el primer equipo, siendo titular indiscutible. Su debut le llegó con tan solo 19 años, después de haber pasado por todos los niveles de la cantera, hasta llegar al Mestalla. Su complexión fuerte y su peculiar melena le daban un aspecto de Guerrero,  mucho más fuerte en la defensa que en el ataque. Su retirada vino después de haber disputado 618 partidos con la camiseta valencianista.

Una leyenda para el club, su amor por el escudo que representaba le llevó a rechazar suculentas ofertas. Vivió grandes éxitos y grandes fracasos, como el descenso a segunda división, lo que no le hizo dudar en seguir con su  equipo para devolverlo al lugar que se merecía.

Pero para el de Catarroja no todo han sido momentos de gloria. Como el mismo cuenta el club le dio “el portazo” en uno de los momentos más vulnerables  de su vida.  Ahora de nuevo arropado por su querido València, representa orgulloso el escudo que tanto ha defendido.

Hablar del Valéncia Club de Futbol,  es hablar de ti, eres un icono de fidelidad para sus seguidores. ¿Cúal es tu papel en el club?

Pues ahora mismo soy oficialmente el embajador del València desde hace cuatro años. Entre mis funciones están la de representar al Club en cualquier acto que se requiera la presencia del València C.F. Esto engloba desde una fiesta, un homenaje, una presentación,  o también un entierro. Además de ser  el entrenador de los veterano colaboro  con la fundación.

¿Cómo se está viviendo dentro del club la celebración de su centenario?

Los tres últimos meses han sido muy intensos,  ha habido una gran cantidad de eventos en torno al cumplimiento de su centenario. Está siendo muy bonito y emotivo, pienso que se ha conseguido celebrar un centenario acorde a lo que es el València y lo que representa en España y en el mundo. El partido de las leyendas fue todo un éxito, un fin de fiesta  con mucha repercusión mediática. Fue muy emotivo encontrarse con  jugadores que hacía más de 30 años que no nos veíamos, nos juntamos cerca de 300 ex jugadores.

Aunque ahora el club te ha arropado como tú te mereces. Has declarado que hubo un  momento en que  te sentiste abandonado por él.

Hay que tener en cuenta que  yo estuve en total  26 años en el València, entre jugador y técnico. Después hubo una etapa de 16 años en los que no estuve vinculado al club, fueron años muy duros, me sentía inseguro y sin los medios necesarios para moverme en cualquier otra cosa. Es muy duro y cuesta mucho,  porque no sabes hacer otra cosa y tampoco desenvolverte  en otro ámbito  que no sea el futbol y el València. Los futbolistas queremos estar cerca siempre de lo que es el mundo que conocemos. Como no siempre mandan los que quieres,  yo llamé a la puerta del club para pedir trabajo a las dos personas que mandaban entonces,   y recibí un  portazo en todos los morros. Pero ahora estoy en una etapa de mi vida con seguridad, tranquilidad y puedo afirmar que feliz.

“Los futbolistas de mi época éramos mucho más cercanos y accesibles”

La figura del futbolista ha cambiado, en la actualidad son estrellas que venden su imagen con fines publicitarios y a los que se les endiosa. En tus tiempos esto no era así ¿tú como lo ves?

No tiene nada que ver mi época de jugador a como es en la actualidad. Nosotros éramos mucho más cercanos y accesibles, no teníamos la protección y el cuidado con el que ahora cuentan ellos. Los tienen hermetizados, como en una burbuja. Yo creo que todo esto no hace falta, los alejan demasiado de lo que es la realidad. Los futbolistas nos debemos a la afición, sin ella no seríamos nada, alejarlos de ella es una soberana tontería.

“Se me quedó el resquemor de haber seguido un año más”

Si comenzaras ahora,  en la era donde los futbolistas de primera línea son casi dioses,  ¿Cómo lo harías?

Te mentiría si te dijera que no envidio ciertos privilegios que ahora tienen los futbolistas, por ejemplo, el dinero que ganan. No jugaría tantos años, me hubiera retirado antes. Envidio también,  la ropa que llevan, los cuidados que tienen, etc. Por ejemplo,  viajan con cocinero y con todos los profesionales necesarios para su cuidado.  Nosotros no teníamos ni siquiera un Podólogo, siendo que un futbolista se gana la vida con sus pies.

Rechazaste una oferta del Real  Madrid por tu fidelidad al València, ¿te has arrepentido?  ¿Lo harías de otra manera ahora?

La oferta no vino directamente del Madrid, la jugada era la siguiente; el Murcia había ascendido ese año a primera división y vino a por mí. Se trataba de estar un año en el Murcia y después irme al Madrid, una forma de hacerlo por respeto entre clubes.

Me ofrecieron cinco veces más de lo que yo ganaba en el València. Dije que no por la sencilla razón de que  me consideraba parte culpable de que el equipo hubiera bajado a segunda.  Y en ese momento creí que era un acto de cobardía marcharme, como valenciano y como valencianista. No hubiera podido ir con la cabeza alta como voy ahora, si me hubiera ido.

Como llega el momento de tu retirada, ¿lo decides tu o el club? Y ¿Cómo lo llevaste?

No lo decido yo, lo deciden los  años y lo decide que aparecen jugadores jóvenes y muy buenos. Fueron dieciséis años y me llegó el momento. Lo llevé mal porque yo  me sentía con fuerzas para seguir un año más, pero el club ya tenía un plan deportivo,  en el que yo  no encajaba. Con 36 años ya era muy mayor y lo tuve que admitir. Pero se me quedó ese resquemor de haber seguido un año más.

¿Crees que preparaste bien tu retirada a todos los niveles, emocional y económicamente?

Para nada, fui un desastre. Nunca he cuidado ni he mirado más allá de pocos días. Vivía al día sin pensar en nada más. Reconozco que no he sido previsor, ahora lo haría de otra manera.

¿Cómo ves el presente y el futuro del València C.F.?

Aunque yo no controlo esa parte,  porque estoy en el área social, pienso que el área deportiva, está bien gestionada.  Tienen muy claro lo que quieren hacer y las cosas se están haciendo bien. Le han devuelto al València su estilo de siempre, el de cuando era importante,  que sabe lo que quiere y a lo que juega. Por lo tanto a partir de ahí, lógicamente los resultados están siendo buenos. 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.