Juan Manuel Darijo ha culminado un nuevo reto; 620kms desde Mérida a Benaguasil

Juan Manuel Darijo cumple un nuevo reto

Este benaguasilero ha culminado un año más, una caminata en pro de una buena causa. Esta vez han sido 620kms caminando descalzo desde Mérida (Badajoz) hasta Benaguasil (València). Su misión ha sido concienciar en la importancia de la prevención contra el cáncer.   #caminandocontraelcáncer

 

#Maribel Monzó

Solo, descalzo, con su mochila a cuestas y aguantando las inclemencias del tiempo. Así  han sido los catorce días que Juan Manuel ha soportado gustosamente por una buena causa. Este hombre solidario para con los demás ha culminado su tercer reto, que viene a sumarse a los dos anteriores ya conseguidos, por la dignidad de los parados de más de 50 años y por la donación de sangre. Esta vez ha querido poner su granito de arena para que la población se conciencie que un estilo de vida saludable y las revisiones oportunas, pueden evitar el cáncer. Ha contado con el apoyo incondicional de la Asociación Española Contra el Cáncer y del Ayuntamiento de Benaguasil.

 

¿Cuál es el mensaje que quieres transmitir con este nuevo reto que acabas de superar?

Lo más relevante del mensaje es concienciar de la importancia de la prevención. Hacerse las revisiones oportunas por una parte y por otra llevar una vida saludable, como no fumar, cuidar la alimentación, no caer en la comida rápida,  y llevar una vida activa practicando deporte,  cada uno en la medida en que pueda. Con este estilo de vida  se evitarían muchos tipos de cáncer, es una enfermedad que cuando  entra en un hogar es todo un drama, tanto para el enfermo como para la familia.

Es tu tercer reto consecutivo. ¿Qué diferencias has encontrado con respecto a los dos anteriores, tanto a nivel de repercusión mediática como de apoyo y ayudas?

Esta vez al caminar en nombre de  la Asociación Española Contra el Cáncer y ser una causa con más impacto social y que afecta a más población, se han abierto muchas puertas. Todo el mundo hemos visto a alguien cercano sufrir los estragos de esta enfermedad.  En  cada población,  por la que he pasado,  me he reunido con cada asociación territorial  y con cada Ayuntamiento, y tengo que decir,  que se han volcado en ayudar a la asociación por su impecable labor al servicio de la sociedad.

¿Te ha resultado este año más duro, en el sentido físico, siendo que los años van pasando?

En el aspecto de forma física me encuentro igual de bien que hace dos años. Esta vez ha sido un poco más duro porque han sido 100kms más con respecto a las otras veces, y esto viene a ser una media de una hora más diaria. Los caminos también han sido más difíciles y he tenido etapas de doce horas que se han hecho bastante duras.

¿Con qué te quedas a nivel personal?

Me quedo sobre todo con el caluroso recibimiento que he tenido por parte de la Asociación Contra el Cáncer y por las autoridades de cada municipio. Han reconocido mi labor y me han felicitado sinceramente. Ha sido una experiencia muy gratificante, y me he encontrado con personas maravillosas y  dispuestas a todo con tal de ayudar. La parte más dura del camino, la olvido y me quedo siempre con lo bueno. Ayudar a los demás es la parte que más satisfacción me produce.

Aunque acabas de llegar, ¿estás pensando ya cual va a ser el próximo?

Aun no lo he pensado pero sé que habrá otro, esto no acaba nunca, porque el problema no acaba nunca.  Yo pongo mi granito de arena para poder visibilizar y concienciar. Así que seguro que habrá otro.

¿Cómo lleva tu familia que cada año te enfrasques en una nueva caminata por una nueva causa?

Pues lo lleva mal la verdad, porque sufren. Voy caminando solo por carreteras y caminos y eso conlleva un peligro. Te puede atropellar un vehículo, o cuando vas por un camino de montaña y estas completamente solo, si te sucede algo, nadie te puede asistir. Esto realmente,  más que duro es peligroso.

 

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.