David Casinos; deportista paralímpico con cuatro oros y tres bronces en su palmarés.

David Casinos:

“Nunca imaginé que después de mi ceguera iba a poder hacer una carrera profesional en el deporte”

#Maribel Monzó

Uno de los mejores lanzadores ciegos de peso y disco y uno de los  líderes del Equipo Paralímpico Español. Su filosofía de superación personal, perseverancia y disciplina le han hecho cosechar  un envidiable  palmarés;  cinco Juegos Paralímpicos, con cuatro oros consecutivos; Sídney 2000, Atenas 2004, Pekín 2008 y Londres 2012, y otros tres  bronces en Rio de Janeiro 2016.

Con solo 24 años pasó a la absoluta oscuridad, derrumbándose  así  el mundo que él se había construido. Lejos de hundirse, levantó los cimientos de una nueva vida y  nació el David deportista.

Este valenciano, positivo y vitalista es un gran ejemplo de superación. Desde hace años está involucrado en proyectos de coaching  donde enseña estrategias para superar cualquier tipo de barrera. Como conferenciante,  desea plasmar su experiencia vital y  poder ayudar a otras personas que se encuentran en momentos de su vida parecidos a los que él mismo vivió.

Su primer libro  “Todos los días sale el sol y si no,  ya me encargo yo de sacarlo”, ha  plasmado la historia de su vida.

Su nueva ilusión es estar en las Paralimpiadas Tokio 2020, con la recién estrenada modalidad de bicicleta en pista.

Te has pasado al ciclismo, modalidad con la que quieres poner  rumbo a Tokio.

La bicicleta en pista es una disciplina muy diferente a lo que yo he hecho hasta ahora, pero sentía que necesitaba hacer algo nuevo que me motivara  y opté por el ciclismo. Aquí todo el juego cambia y la transición ha sido complicada, porque necesitas llevar contigo un piloto, ahora ya lo tengo, y estoy con mucha ilusión. Antes de las Paralimpiadas,  espero hacer una buena marca con el mundial y tener la entrada para Tokio. Estoy trabajando muy duro y quiero merecer estar en los Juegos Paralímpicos. He rechazado lo que ya tenía hecho para apostar por algo nuevo y me estoy esforzando por conseguirlo.

Háblanos de cómo cambio tu vida al perder la visión con tan solo  24 años

Pues  fue un giro radical, yo tenía una vida hecha y estaba  trabajando en una multinacional. En un control rutinario, saltó la alarma de que algo tenía en los ojos, me diagnostican una retinopatía,  es una de las causas de tener diabetes. En  algunos casos con un tratamiento se puede paralizar, pero en mi caso no fue así, perdí la visión totalmente. Imagínate lo que eso supone, porque no es lo mismo nacer sin visión que perderla.  Tuve que dejar el trabajo inmediatamente y tener que reordenar mi vida. Pase unos años muy complicados y me costó muchísimo aceptar que ya no iba a ver más. Me fui a un centro de la ONCE, para hacer una rehabilitación total, es un colegio donde aprendes y te preparas para una nueva vida sin visión. Ahí fue cuando el deporte apareció en mi vida, y no de competición,  al principio simplemente era para  disfrutar y llevar la situación mejor y olvidarme de la ceguera. 

“Soy deportista profesional gracias a lo que me pasó”

Si no te hubiera pasado lo de tu ceguera no estarías en el deporte de competición, ¿de alguna manera le puedes dar las gracias?

Si así es, para mí el deporte antes de quedarme ciego era un hobby, pero esto cambio y ha sido y es mi modo de vida. Soy un deportista profesional,  gracias a lo que me pasó. Entrar en el mundo del deporte de competición me devolvió la vida.

 Eres un ejemplo de resilencia, ¿qué le dirías a una persona que de repente su vida da un giro como lo hizo la tuya?

Ante todo hay que tener paciencia, un trago así cuesta digerir. Pero hay que pensar que la vida nos va a dar la oportunidad de volver a sonreír. Y a pesar de todo eso,  la vida tiene muchas cosas maravillosas que merece la pena vivirlas,  aunque al principio no lo veas. Yo nunca imaginé que después de mi ceguera iba a poder hacer una carrera profesional en el deporte y que iba a encontrar al amor de mi vida, que es mi mujer, y que iba a tener dos hijos maravillosos. Si me lo hubieran dicho no me lo hubiera creído. Hay que pensar siempre que de lo más complicado surge algo bueno y que tenemos que permitirnos seguir soñando.

“Detrás de cada competición hay mucho trabajo y todo un equipo que te ayuda a conseguirlo”

Dices que tu mujer Celia es tu guía, ¿cómo es su apoyo en tu vida  profesional  y en la  personal?

Sí ella lo es todo, los guías son los que corren con los deportistas y los que ayudan en cualquier cosa, en mi caso con el lanzamiento. Es el que te ayuda a orientarte y está en tu entrenamiento diario contigo, y esa es la labor que ha hecho siempre mi mujer conmigo. La gente solo ve la competición, pero detrás de cada competición,   hay mucho trabajo y todo un equipo que te ayuda a conseguirlo.

Realizas conferencias en  donde tu aportas de tu experiencia para apoyar a otras personas, ¿qué te aporta a ti esto?

Mi vida cambió totalmente y si me hubieran dicho en lo me iba a convertir no me lo hubiera creído. En mi papel de conferenciante quiero transmitir mi experiencia para que sirva de ayuda y motivación a otras personas. A mí personalmente me aporta mucho sentido pensar que les puede servir para algo. Quiero transmitir que se puede hacer tangible lo que parece intangible.

“Quiero transmitir que se puede hacer tangible lo que parece intangible”

Tienes dos  frases muy famosas, “Si no tienes un camino háztelo” o “Todos los días sale el sol y si no,  ya me encargo yo de sacarlo” ¿qué quieres transmitir con ello?

La frase  “Todos los días sale el sol y si no, ya me encargo yo de sacarlo” continuaba con un “te quiero mamá”, esta frase se la dije a mi madre hace 20 años desde la cama de un hospital. Es un mensaje que me sale desde lo más profundo y que transmite la filosofía del ser humano, cuando las circunstancias lo requieren, se trata de sacar lo que llevas dentro, aunque no lo sepas. Desde esa cama con mi madre al lado y sabiendo que ya no iba a volver a ver  nunca más, me salió esta frase. Sale en los momentos cuando crees que no hay nada, pero tienes que poder  creer,  que hay mucho por andar.

 

En tus entrenamientos además de entrenar el cuerpo, ¿en qué porcentaje es necesario entrenar la mente?

La mente es el todo, absolutamente. Estoy convencido que el mensaje que tu te das es fundamental a la hora de prepararte para una competición, todo es emocional y se transforma en el estado físico. Yo creo firmemente que funcionamos con el pensamiento-emoción-conducta. Es fundamental,  el pensamiento positivo se convierte en una conducta positiva.

¿Cuál ha sido el momento más emotivo de tu carrera deportiva?

Me quedaría con dos que han marcado mi vida, uno es con los Juegos de Pekín 2008,  donde tuve el honor de ser abanderado del equipo español y el otro en 2014 cuando recibí el premio Olimpia de Su Majestad el Rey Felipe VI.

19 años en el más alto nivel de competición, ¿después de esto que puede esperar un deportista?

Yo pienso que ya lo tengo todo hecho, lo que he conseguido ha superado mucho lo que esperaba, no puedo pedir más. Mi último deseo seria poder estar este año en los Juegos de Tokio, y no pido ninguna medalla, con estar allí me doy por satisfecho, sería egoísta pedir ganar otra medalla, estoy muy feliz con lo que he conseguido. Creo que la cultura del esfuerzo me ha compensado y estoy agradecido de lo que tengo.

Aun te queda carrera deportiva,  pero ya has pensado como será tu vida cuando la des por finalizada

Estoy muy volcado en mi etapa como conferenciante o Speaker como lo llaman ahora,  y lo estoy disfrutando mucho. Tengo también otros proyectos entre manos, sigo como embajador de U.D. Levante, gestionando mis patrocinadores y siendo embajador de ciertas marcas. Y además tengo en marcha  mi segundo libro que pronto verá la luz.

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.