El amor en tiempos de coronavirus

Amor en tiempos de coronavirus

#redacción todoturia

Con el día de San Valentín a la vuelta de la esquina, hacemos una reflexión de cómo ha sido el amor romántico   durante el último año. Mucho se ha escrito sobre el amor y sobre el desamor, pero  la definición que cada uno tiene del mismo,  tiene mucho que ver con las experiencias vividas, las alegrías que nos han reportado y las lagrimas que hemos derramado.

Como dice Sabina; “porque el amor cuando no muere mata, porque amores que matan nunca mueren” o “hasta los huesos solo calan los besos que no has dado”.  Sin duda la COVID-19 va a ser una  gran fuente de inspiración para muchos poetas.

Con motivo de la pandemia hemos podido observar cómo han vivido los enamorados el amor o el desamor en un escenario excepcional.

Parejas que se han visto alejadas por el confinamiento o los  perímetros impuestos y que se les acabó el amor “de tan poco usarlo”.

Las parejas más veteranas sin ningún otro compromiso ya, que el que dicen unos papeles, la monotonía se les ha acentuado y el entretenimiento de los canales de pago ya no ha sido  suficiente para dejar de oír los continuos reproches que se regalan diariamente.

Para otras parejas, este escenario, les ha brindado la oportunidad de profundizar y volver a descubrirse y enamorarse de nuevo.

Y están las parejas, auténticos héroes,  con hijos pequeños o adolescentes, que han tenido que batallar arduamente para  entretener a los más peques, que no entendían que estaba pasando o luchar contra la rebeldía de un adolescente. Todo mientras tele trabajaban e intentaban mantener la armonía en la convivencia con su pareja.

Y por último los solteros que se han visto aislados en su soledad y han tenido ahora más que nunca hacer uso de las App para ligar. Lo que sin duda también ha sido una oportunidad para conocerse más en profundidad antes de tener la primera cita.

Una gran diversidad de enamorados y des enamorados esperando poder volver a la normalidad que todos teníamos y que ahora parece ya tan lejana. Poder besarse y abrazarse de nuevo sin mascarillas, ni pantallas, ni temor de ser contagiados.

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.