José Miguel Gasent, artista fallero

José Miguel Gasent:

“El momento de mayor satisfacción, es cuando veo la cara de contento que muestra  la comisión fallera, por el trabajo realizado”

#Maribel Monzó

Artista fallero,  su vocación por las fallas le llega  desde la infancia. Quince son los años que lleva dedicándose en cuerpo y alma a crear monumentos falleros. Una larga trayectoria, que ha ido en ascenso y en la que numerosas comisiones falleras le confían cada año  la creación de su Falla. Este artista nos cuenta de primera mano, como se viven los días clave de la elaboración y de  la plantà de los monumentos.

¿Qué fallas has hecho este año?

Este año planto en seis comisiones, dos en La Pobla de Vallbona; Falla El Hort y Falla Cervantes, dos en Benaguasil; Falla Topairet y Falla Cervantes, una en Ribaroja de Túria; Falla la Pau y por primera vez entro en València, en la sección tercera, con la Falla Marques de  Solferí de Quart de Poblet.

¿Desde cuándo y porqué te dedicas a hacer fallas?

Desde pequeño me ha gustado dibujar y pintar, crecí en un barrio donde el ambiente fallero se contagia desde que naces, de ahí mi pasión por las fallas. Ahora llevo 15 años trabajando en este oficio de los cuales seis con mi propio taller.

¿Cuál  es el proceso de creación de un monumento a lo largo del año?

La dinámica a la hora de firmar con una Falla, es elegir un proyecto del año anterior, ya que a no ser presupuestos muy elevados, no da para hacer proyectos nuevos, dado su coste.  Una vez aceptado, se empieza el modelado del corcho, de los ninots y los remates de lo que se plantará. A continuación se empapelan, se armazonan con madera, se tira el gotelé, se lija,  y por último,  se le da la pintura.

¿Cómo son los días previos a la plantà?

Son días de muchos nervios porque quiero que todo salga bien, que no llueva, que en el transporte no se rompa ninguna pieza, etc.. es lo principal a tener en cuenta.

¿Alguna anécdota que te haya pasado durante la plantà?

Pues fue en Benaguasil durante una plantà, se rompió un remate y a contra reloj tocó repararlo allí mismo y hacer como si nada hubiera pasado.

¿Cuál es el momento de mayor estrés y cuál el de mayor satisfacción para un artista fallero?

El momento que mas estrés me aporta es  cuando la grúa sube los remates, esperando que no pase nada. Y el de mayor satisfacción, es cuando veo la cara de contento que muestra  la comisión fallera  por el trabajo que he realizado.

 

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.