Óscar Tramoyeres, uno de los cómicos más reconocidos en el circuito del humor valenciano.

Óscar Tramoyeres:

“Intento hacer feliz a mi público y que se rían conmigo”

#Maribel Monzó

Cómico valenciano, nacido en Rafelbuñol y “graciós” por naturaleza. Así es como lo define todo su entorno, desde que era bien pequeño. Fue  el azar, como él nos cuenta, lo que le llevó,  tras ganar un concurso en su pueblo,  a plantearse una carrera  como humorista. De eso hace ya diecinueve años y su rostro está  en todos los carteles de los mejores locales de València y su provincia.

Ha sido colaborador en diferentes programas radiofónicos como monologuista. Ganador y finalista en certámenes “La ruta dels Monolegs”.  Además de pasear su arte por los locales de Frescultura en toda la provincia de València, Alacant y Castelló. También ha formado parte del grupo Olla Xunta Teatre, desde el año 2000 hasta el 2010.

El tema de su humor trata sobre las cosas cotidianas que a todos nos pasan y con las que nos sentimos  identificados. Esto, junto al arte que posee  para arrancar carcajadas, hace que  se meta al público en el bolsillo cada vez que pisa un escenario. 

 

¿Cómo entiendes el humor y que significa para ti?

Para mi es una forma de vida, ser serio me cuesta mucho. Yo siempre he sido el gracioso del grupo, el que hacia la gracia y contaba los chistes. Desde pequeño,  con mi padre,  escuchaba  las cintas de Don Pio, Arévalo y los hermanos Calatrava y nos reíamos muchísimo. Me padre es un público fantástico,  pues se ríe de todo. El humor es mi forma de entender la vida.

¿Cómo eliges la temática de tus monólogos?

Hay veces que eliges los temas y otras veces ellos te eligen a ti. Depende de cómo llegue la inspiración, utilizo temas cotidianos y anécdotas que a todos nos pasan en nuestro día a día, intento llegar así  a todos los públicos. Tengo muchos monólogos cortos hechos  sobre varios temas, y con este material voy juntando temáticas y alargando según dure la actuación. En cualquier momento cotidiano te puede venir  la inspiración para un monologo, como por ejemplo el que tengo de Mercadona, estando allí haciendo cola, de repente vi como la cajera colocaba los billetes en un tubo y me quedé mirando y pensando hacia donde iría iba ese tubo, pues de allí mismo nació  escribiendo en el móvil. Nunca sabes en qué momento va a surgir la inspiración. Hay veces que también me siento a escribir y me sucede que no llega el ingenio, hay que aprovechar el momento en el que surge.

 

¿Cómo descubriste que servías para esto?

Empecé a dedicarme a esto por pura casualidad. En mi pueblo hicieron un concurso de monólogos y mis amigos me apuntaron porque decían que yo valía para esto, pues lo gané y a partir de ahí, comenzó mi trayectoria como profesional. Comenzamos un grupo de compañeros, y  alguno más espabilado dijo: “esto lo podíamos a hacer por los pubs y así  bebemos gratis” , y yo dije: “me interesa”  y hasta aquí, que ya llevo ya diez años.

 

De todos los monólogos y sus personajes, ¿hay alguno que le tengas más cariño?

Bueno en general intento ser yo contando mi cosas  en diferentes situaciones. Tengo además  mis personajes elaborados como “El gorrilla” o “el tío Batiste”, que por cierto,  cada vez hago menos. La verdad que depende del día me gusta más uno que otro.

 

Algún tema tabú del que no harías nunca humor

El tema que no me apetece y no es porque no  me atreva, es la política. La verdad es que entiendo poco y lo poco que entiendo no me gusta. A veces hago alusión por algo muy concreto que esté ocurriendo, como por ejemplo el ir otra vez a elecciones, para darle su toque gracioso, pero nada más.

 

Al tener la etiqueta de “gracioso”,  ¿te pasa que la gente no entiende que también tienes días que no estás de buen humor?

Si lo peor de este trabajo es que el día que tu estas mal, la gente no se lo cree. Puedes estar enfermo, haber discutido con tu mujer, etc… Cuento las cosas muy serio y la gente no se lo cree. Tengo que decir: “¡que no estoy bien de verdad!”

 

¿Qué tipo de humor crees  que no tiene modas ni  fecha de caducidad?

Pues no lo sé con exactitud, porque hay  humor, blanco, amarillo, verde, etc. Yo creo que el tipo de humor que yo hago es bastante extenso, como me baso en cosas muy cotidianas,  es más probable que  perdure en el tiempo. No es lo mismo que si hablas de cosas y noticias de mucha actualidad que tienen un tiempo muy corto. Siempre hay  temas nuevos para añadir, como por ejemplo,  el feminismo que ahora está muy presente y antes no lo estaba.

 

¿ Donde podemos ir a verte?

Para el mes de octubre tengo cerradas ya muchas actuaciones. Una vez al mes actúo en el Teatro Talia en  València, estaré en Ribarroja de Turia, en Benifaió, Burriana, y algunos pueblos más, se pueden consultar en mi página web: oscartramoyeres.es

Que vengan a reírse, yo recomiendo a todo el mundo que se ría siempre, a todas horas, que se tomen la vida con humor, que no es una tontería. No vale la pena estar amargado o enfadado, reírse de uno mismo es lo primero. Yo intento hacer feliz a mi público  y que se rían un rato conmigo.

¿Nuevos proyectos a la vista?

Ahora mismo estoy con un proyecto nuevo  para estrenar en este mes de octubre. Es una iniciativa con la que llevo trabajando desde hace dos años, un monologo para institutos y en valenciano. Se trata de contar la historia de València desde sus inicios hasta nuestros días, en toque de humor.  Se titula, “La desbaratada historia de València”. Con humor  valenciano y en el lenguaje que utilizan los chavales de instituto. Tengo varios personajes, como Jaime I,  que sería un youtuber, los Reyes Católicos, salen en “First Dates” o Aníbal el Cartaginés, que sale en Callejeros viajeros, y algunos más muy graciosos.

 

 

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.