Psicología: El juego del calamar

 

 

EL JUEGO DEL CALAMAR

Francisco Polo; Psicólogo

Nos gusta jugar. Da igual la edad que se tenga, los juegos nos atraen. El juego es una actividad que nos encanta a las personas independientemente de la edad que se tenga. La serie a la que hago mención en el título ha sido un auténtico éxito de audiencia y si no sabes de ella, sólo tienes que entrar en las redes sociales y ver de lo que hablo.

La cuestión es que esto es ficción, pero por un momento imagina un gran juego real. Un juego que nadie ha planeado, un gran juego en el que todos participamos. Lo que ha ocurrido con la pandemia, si lo vemos con tintes cinematográficos, nos podría servir de ejemplo. Un buen día, la regla nos dice que tenemos que salir todos a la calle con mascarillas, quién no lo haga será penalizado. Luego la nueva regla dice que tenemos que quedarnos en casa sin salir, aunque había una excepción, poder ir a comprar, si no cumplíamos seremos sancionados. También siguieron más reglas como la de no poder besar, no poder abrazar, no poder visitar a nuestros seres queridos, y una serie de reglas que hemos cumplido la gran mayoría de los ciudadanos.

Por otro lado tenemos que pensar en lo devastador que ha sido: muerte de amigos y familiares. Llegado este momento, parece que en breve será una triste historia del pasado, afortunadamente. Y bien, ¿y ahora qué?

La siguiente fase podríamos entenderla como una segunda temporada. Pensemos por un momento cómo nos ha afectado la situación y sus consecuencias. Habrá personas que cuando se elimine el uso de las mascarillas seguirán llevándolas por un tiempo; los besos y abrazos seguirán sin dárselos a sus seres queridos; el miedo a que el virus vuelva a aparecer les hará vivir con miedo a toda relación personal; posiblemente genere en algunas personas unas relaciones interpersonales nulas y que su única manera de comunicarse con el mundo sea de manera virtual.

Pero veamos una alternativa positiva a todo esto. Cuando se nos priva de las cosas que nos gustan, las personas las valoramos más. ¿Y si somos más conscientes de las buenas cosas de la vida y las disfrutamos más? ¿y si realmente dedicamos el tiempo en lo que realmente nos gusta? ¿Y si aprendemos de una vez a decir te quiero a las personas que amamos?

En breve el año habrá terminado. Tenemos que ser conscientes de todo lo bueno de lo que hemos sido privados y en este año 2022 disfrutar de todas las cosas que nos enamoran de la vida. Hemos venido a vivir, a disfrutar de los buenos momentos, y por un tiempo hemos sido privados de ellos. Así que en el nuevo año que estamos a punto de entrar tenemos que volver a ser felices y disfrutar realmente de la vida.

Todo cambia, sólo tú decides el camino.

Deja una respuesta